RoboCop 2’ (1990)

RoboCop 2 (1990)

Más robot que hombre

Apar­te de la pér­di­da de fres­cu­ra res­pec­to a la en­tre­ga di­ri­gi­da por Paul Ver­hoe­ven, la se­cue­la de Ro­bo­Cop ca­re­ce de con­cre­ción. Las ideas es­tán so­bre la me­sa, pe­ro la pe­lí­cu­la no se atre­ve a abor­dar­las co­mo de­be­ría; en su lu­gar, Ir­vin Kersh­ner se res­guar­da ba­jo la es­pec­ta­cu­la­ri­dad de los efec­tos es­pe­cia­les.

Sal­vo la gen­tri­fi­ca­ción y pri­va­ti­za­ción de De­troit, que ade­lan­ta 23 años la ban­ca­rro­ta de la Mo­tor City (2013), las de­más re­fle­xio­nes son de bro­cha gor­da o se ata­can des­de pers­pec­ti­vas equi­vo­ca­das. Ca­so fla­gran­te es la di­men­sión hu­ma­na de Ro­bo­Cop (Pe­ter We­ller), ya que Kersh­ner pier­de la oca­sión de ahon­dar en el tor­men­to del agen­te Murphy cuan­do re­nun­cia a su es­po­sa e hi­jo; res­ca­tar de esos flash­backs lu­mi­no­sos a Ellen (An­gie Bo­lling) pro­yec­ta unas ex­pec­ta­ti­vas ar­gu­men­ta­les que nun­ca lle­gan a cum­plir­se. Por otro la­do, Kersh­ner en­tien­de mal la ne­gra co­mi­ci­dad del film de Ver­hoe­ven al ri­di­cu­li­zar a Ro­bo­Cop en una lar­ga se­cuen­cia pos­trau­má­ti­ca que ha­bría si­do más ju­go­sa in­tro­du­cien­do el con­cep­to del mie­do en lu­gar del pa­ci­fis­mo (véa­se el epi­so­dio de El co­che fan­tás­ti­co en el que una ex­ca­va­do­ra arro­ja a KITT a un po­zo tó­xi­co).

Ro­bo­Cop 2 tam­bién tie­ne pro­ble­mas de fo­co: la agen­te Le­wis (Nancy Allen) es una me­ra com­par­sa; al po­li­cía co­rrup­to (Step­hen Lee) se le des­pa­cha con ra­pi­dez y gra­tui­dad; etc. To­do ello pa­re­ce co­rro­bo­rar la hi­pó­te­sis de que los re­mien­dos al guion de Frank Mi­ller per­ju­di­ca­ron el con­jun­to de la pe­lí­cu­la. Mi­ller, al me­nos, pu­do re­di­mir­se con la pu­bli­ca­ción de sus ideas en for­ma­to có­mic (2003).

Di­cho es­to, se­ría in­jus­to ob­viar los acier­tos que con­vier­ten a Ro­bo­Cop 2 en una se­cue­la dis­fru­ta­ble. Por tó­pi­co que pa­rez­ca, los re­se­ña­dos efec­tos es­pe­cia­les for­man par­te de ellos, así co­mo al­gu­nos ex­ce­sos que po­dría ha­ber fir­ma­do Ver­hoe­ven: los ni­ños co­mo hé­roes del mal o los ata­ques de ira de Caín, alias el cí­borg yon­qui (Tom Noo­nan). El no­ta­ble di­se­ño de pro­duc­ción y la ban­da so­no­ra de Leo­nard Ro­sen­man re­fuer­zan el apro­ba­do.

BUENA | ⭐️⭐️⭐️


Tí­tu­lo ori­gi­nal: Ro­bo­Cop 2 (1990). Di­rec­ción: Ir­vin Kersh­ner. Re­par­to: Pe­ter We­ller, Nancy Allen, Tom Noo­nan, Ga­briel Da­mon, Dan O’Her­lihy, Fel­ton Perry, Jeff Mc­Carthy, Be­lin­da Bauer, Wi­llard E. Pugh, Ro­bert Do­Qui, Step­hen Lee. Du­ra­ción: 117 mi­nu­tos. País: Es­ta­dos Uni­dos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *